4 PASOS sencillos para CUIDAR TU PIEL en casa

4 PASOS sencillos para CUIDAR TU PIEL en casa

El cuidado diario de la piel de cara, cuello y escote se beneficia extraordinariamente de la repetición de sencillos pasos, pero que marcan la diferencia en el aspecto final del cutis. Las mujeres con pieles espectaculares tienen, además de buena genética, algo que es esencial para que su cara se vea perfecta, y esto es la CONSTANCIA.

Independientemente de la cosmética que utilices, los pasos básicos que no debes saltarte si quieres mantener una piel cuidada son:

  1. El primero y más importante es hacer una buena limpieza de cutis en casa, independientemente del tipo del piel que tengas. Comienza tu rutina limpiando rostro y cuello con un limpiador especifico según tu tipo de piel. A continuación, lo ideal es aplicar una capa de agua micelar (ideal para todo tipo de pieles) o tónico, que terminarán de eliminarán los restos de maquillaje y polución, además de volver a equilibrar tu pH.
  2. Una vez la piel esté limpia, una o dos veces por semana conviene emplear un exfoliante, haciendo cierto énfasis en las zonas en las que tengas más tendencia a formar suciedad y puntos negros. Generalmente viene a modo de gel con pequeñas partículas que pulen la superficie de la piel al aplicarlo con un suave masaje con los dedos. También puede realizarse con aparatos específicos diseñados para casa, pero no son imprescindibles.
  3. El tercer paso, importantísimo, es la aplicación del sérum. Se trata de un producto con principios activos muy concentrados (si es bueno) que, administrado sobre la piel perfectamente limpia, penetra y actúa con gran potencia y eficacia. Recomendamos aplicarlo siempre en forma de 4-5 gotas sobre la palma de la mano, frotando ambas manos para calentarlo y extenderlo desde el interior hacia el exterior de la cara, con movimientos circulares y ascendentes. Y sin olvidar el cuello y el escote, los grandes delatores del paso del tiempo y del maltrato a la piel.
  4. Tras dejar unos pocos minutos al sérum penetrar adecuadamente, llega el momento de extender el contorno de ojos (específico) y la crema hidratante, siempre elegida en función del tipo de piel (seca, mixta, grasa, con tendencia acneica, sensible o atópica, piel madura, antiarrugas, etc).

Todos estos pasos debemos deben ser realizados de manera sistemática por la mañana y por la noche antes de acostarse. No es necesario ir a la cama embadurnada de nada ni con rodajas de pepino. Basta con lavar bien la carita y aplicar los productos bien elegidos, que se absorben enseguida y aportan una sensación de frescura y relax ideales para el descanso.

Para todas aquellas que vais con el tiempo justo y os veis obligadas a elegir uno de los dos momentos del día para hacer los 4 pasos, recomendamos la rutina de la noche como imprescindible, ya que es durante las horas de sueño cuando la piel se oxigena y cuando más aprovecha los beneficios de los productos que la nutren, la revitalizan y la regeneran.

Una vez cada cierto tiempo (según tu tipo de piel), es recomendable realizar un tratamiento profesional en cabina, más profundo e intenso que el que se realiza en casa, y un ajuste de los productos diarios a emplear, ya que la piel se adapta a los principios activos de los sérum y de las hidratantes, de modo que su eficacia disminuye con su uso muy continuado. La piel se acostubra y requiere un ligero cambio temporal, para reactivar su luminosidad y belleza. En la visita, te asesoramos sobre cómo optimizar los productos y qué innovaciones hemos encontrado en el mercado, ideales para que se te vea espectacularmente cuidada.

 

Solicita tu cita 91 6388448 de lunes a viernes de 11 a 20 horas

María García. Esteticista y responsable de la Unidad de Cuidados Complementarios de Divinia Clinic

 
 
 

©2015 Dra Olaya Sanchez Crespo

Diseñado y Desarrollado por Corem Web