Lipoescultura corporal

Lipoescultura corporal

La transferencia de grasa, lipoescultura o LIPOFILLING es la técnica que nos permite sacar grasa corporal de donde sobra y poner donde se necesita, modelando la silueta con tejido 100% propio. Es una técnica de cirugía estética que utiliza la liposucción a baja presión para extraer células del tejido graso (de zonas que queremos que disminuyan de volumen) para implantarlas en otras áreas del mismo paciente que queramos aumentar de volumen de forma defininiva.

Las indicaciones más frecuentes del lipofilling son para aumentar zonas corporales como los glúteos evitando el empleo de prótesis en esa zona y/o para rellenar otras áreas marcadamente hundidas. También es una solución para tratar asimetrias corporales o secuelas de accidentes o cirugías previas.

 

Información sobre la lipoescultura corporal

El lipofilling se lleva a cabo siempre con grasa del propio paciente (no es posible emplear grasa de otra persona) extraída minutos antes en quirófano. Las zonas de donde solemos extraer la grasa suelen ser con mayor frecuencia caderas, muslos y abdomen. El tejido graso obtenido se somete a un proceso de lavado y preparación y finalmente es inyectado en la zona a tratar con la ayuda de pequeñas cánulas muy finas, diseñadas especialmente para este tipo de procedimientos.

Sin cicatrices visibles
Al utilizarse cánulas de pequeño grosor no quedan cicatrices visibles ni en la zona donante ni en la zona receptora.

Dependiendo de las zonas a tratar y su amplitud, este procedimiento puede realizarse en régimen ambulatorio, bajo anestesia local, o bajo anestesia local y sedación, con unas horas de estancia postoperatoria en hospital de día.

El postoperatorio es confortable y sin dolor, muy similar a una liposucción tradicional, con reincorporación rápida a la vida normal. Solemos recomendar prenda ajustada tipo faja en la zona de donde hemos extraído la grasa durante 3 semanas.

El resultado definitivo lo veremos en varios meses, cuando el proceso inflamatorio ha cedido. Entonces podrá evidenciarse qué porcentaje de las células injertadas ha prendido. Cuando los defectos a tratar son grandes, puede ser necesario repetir el procedimiento alguna vez más para obtener el resultado deseado.

Aclarando algunas ideas

Respuestas a preguntas frecuentes sobre este tratamiento

 

La grasa injertada mediante lipotransferencia o lipofilling se reabsorbe pasado un tiempo?
No. El tejido graso que es transferido y que prende correctamente tras la realización de un lipofilling es definitivo y no disminuye salvo que el paciente sufra una drástica pérdida de peso, en cuyo caso perderá grasa corporal total.
Se puede aumentar el pecho con grasa?
Si bien la inyección de grasa dentro de la glándula mamaria es técnicamente posible y hay profesionales que lo realizan, la realidad es que hoy por hoy no se trata de un procedimiento médicamente seguro, motivo por el cual yo no lo hago ni lo recomiendo. Hipotéticamente se trataría de un modo 100% natural e ideal para aumentar el tamaño del pecho sin emplear prótesis, sin embargo:

  •  Por definición, parte de la grasa que transferimos no prende y se convierte en pequeñas calcificaciones no visibles ni palpables externamente.
  • Estas microcalcificaciones se observan con claridad en las mamografías y su imagen se parece mucho a los primeros signos de tumores de mama. Por ello, podrían llegar a alterar un posible diagnóstico de enfermedades tumorales del pecho.
  • Ciertos radiólogos sí afirman ser capaces de distinguir entre ambos tipos de microcalcificaciones. Sin embargo, la gran mayoría todavía no están familiarizados con ello y podría llevar a un error diagnóstico. En nuestra opinión, con consecuencias no deseadas y claramente evitable.

Bajo nuestro punto de vista, la transferencia de grasa como injerto (lipofilling) en el pecho puede tener indicación específica para la corrección de pequeños defectos estéticos de una cirugía mamaria, irregularidades y/o pliegues muy visibles, a modo de retoque, que nos mejore los resultados, pero no como elemento único que aporte volumen al pecho. Para hacerlo, necesitaríamos volúmenes importantes de grasa y, con ello, mayor cantidad de grasa que no prende y que se calcifica. En su lugar, las prótesis de mama son seguras, limpias y eficaces. Y no alteran en absoluto el diagnóstico de nada.

 
 

©2015 Dra Olaya Sanchez Crespo

Diseñado y Desarrollado por Corem Web