Liposucción

Liposucción

Mundialmente conocida, la LIPOSUCCIÓN es la técnica con la que modelamos la silueta a través de la aspiración de la grasa acumulada. Los pacientes que acuden a mi consulta con frecuencia se sorprenden cuando les comentamos que no son buenos candidatos a esta intervención. La liposucción NO ES UN SUSTITUTO DE LA PÉRDIDA DE PESO. Con ella, obtenemos magníficos resultados en pacientes con un peso normal, pero que tienen ACUMULOS DE GRASA EN ZONAS LOCALIZADAS que no disminuyen a pesar dieta ni ejercicio. Además, cuando en las áreas a tratar existe flaccidez, la liposucción tampoco es el tratamiento indicado, puesto que para ver sus efectos es imprescindible que la piel sea capaz de retraerse y retensarse una vez vaciada la grasa.

En consulta evaluamos tu caso concreto y comentamos las alternativas que mejor se ajusten a tus características personales y necesidades.

Las zonas que con más frecuencia tratamos son caderas, muslos, rodillas, abdomen, papada… y en los varones el abdomen, el pecho y la papada. Con frecuencia se combina con otras intervenciones (abdominoplastia, reducción mamaria) para obtener resultados aún más refinados y precisos.

 

Información sobre la liposucción

La liposucción consiste en la eliminación de los depósitos de grasa localizada mediante una cánula (tubito largo y romo) conectada a un sistema de aspiración. Las incisiones, de apenas 3mm, se colocan estratégicamente de manera que las mínimas cicatrices serán difícilmente visibles incluso con un minúsculo bikini.

Se realiza siempre en quirófano de clínica autorizada y generalmente bajo anestesia local y sedación o con anestesia epidural (igual que los partos). La duración es de 1 a 2 horas.

Cuando la cantidad a aspirar es algo mayor o tenemos varias zonas a tratar, solemos recomendar la anestesia general. Se finaliza colocando una prenda elástica específica (tipo faja, camiseta o mallas). Muchas veces se realiza de manera ambulante, marchándote a casa a las pocas horas sin que sea necesario el ingreso. En función de la cantidad aspirada, en ocasiones es necesario el ingreso en la clínica durante una noche.

Durante el postoperatorio, las molestias suelen ser tipo agujetas y sensación de hinchazón moderada que se alivian fácilmente con la medicación recomendada. Es posible que aparezca alguna zona amoratada, que desaparecerá por sí sola en las primeras semanas. La recuperación es un proceso gradual de bajada de inflamación y es aconsejable comenzar a caminar lo antes posible, dar paseos. Podrás volver a trabajar a los 3 o 4 días. Si la liposucción es muy extensa, puede que tengas que esperar una semana. Para hacer ejercicio físico más intenso conviene esperar alrededor de un mes.

Enseguida iniciaremos los masajes de drenaje linfático, de gran importancia en este procedimiento. Activan la circulación y aceleran la recuperación. La prenda elástica se debe llevar puesta las 24h del día sin interrupción durante 3 semanas y luego una semana más sólo por la noche, retirándola para el aseo personal, las revisiones médicas y las sesiones de tratamiento postoperatorio. Su función es ayudar a disminuir progresivamente la inflamación y readaptar la piel al nuevo contorno que hemos modelado.

Cuando los pacientes son bien seleccionados y en manos de un cirujano plástico cualificado, la liposucción es una técnica segura y muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal con mínimas cicatrices.

Las complicaciones, en manos expertas y siguiendo las recomendaciones, son infrecuentes y no revisten gravedad. Si la elasticidad cutánea no responde adecuadamente, puede quedar alguna irregularidad que requiera una corrección adicional mediante retoque de zonas selectivas.

La gran mayoría de los pacientes están muy satisfechos con los resultados de su liposucción y siempre han de saber que los resultados comienzan a verse en torno a las 6 semanas y los definitivos a los 6 meses. Como decimos, es un proceso de pérdida y readaptación gradual de los tejidos, que necesita su tiempo. Por tanto, si hay un evento concreto o un determinado momento del año en que te gustaría verte fenomenal, planea tu intervención con el tiempo necesario para que tu cuerpo haya podido recuperarse y puedas mostrar lo mejor de ti. Los resultados pueden ser permanentes, siempre que se mantenga una dieta equilibrada y se practique ejercicio con regularidad. Si ganas peso, lo harás de manera más homogénea y no tenderá a acumularse en los depósitos localizados de grasa que hayamos tratado.

Aclarando algunas ideas

Respuestas a preguntas frecuentes sobre este tratamiento

 

Hay muchas personas que optan por cirugía tratando de conseguir el físico soñado, siendo la liposucción uno de los procedimientos más demandados. Se trata de una muy buena solución para ciertos casos bien seleccionados, pero siempre hay que tener en mente que tras la retirada de los depósitos localizados de grasa es muy importante cuidarse con dieta razonable y realizar ejercicio físico de forma regular para que los resultados luzcan.
Después de una liposucción se vuelve a engordar? La grasa acumulada que se extrae no vuelve a regenerarse. Si el paciente gana peso, el aumento de tejido graso será homogéneo en todo el cuerpo, igual que si no hubiese operado. Pero si sigue una dieta sana y realiza ejercicio moderado regularmente, la zona intervenida no tiende a ganar volumen de nuevo.
La liposucción duele? No es una intervención con un postoperatorio llamativamente molesto. Quizá cierta sensación de pesadez que aumenta a lo largo del día, que se alivia bien con medicación y drenaje linfático.

 
 

©2015 Dra Olaya Sanchez Crespo

Diseñado y Desarrollado por Corem Web