Rinoplastia

Rinoplastia

Una RINOPLASTIA es la intervención encaminada a modificar la forma de la nariz para hacerla más armónica y proporcionada respecto al resto de la cara.

Hace años, las rinoplastias tendían a ser muy agresivas dejando narices con evidentes signos de estar “operadas” (rígidas, cortas, muy curvadas y con la punta mal definida). Evidentemente, es el motivo por el cual muchas personas sienten un especial recelo hacia esta cirugía, sobre todo por el estigma que ha dejado durante tiempo en personajes muy populares, por todos conocidos. Sin embargo y, a raíz de tales resultados, las técnicas en rinoplastias han evolucionado tremendamente en las últimas dos décadas hacia lo que podemos llamar una RINOPLASTIA MODERNA, mucho menos radical, que obtiene resultados tremendamente sutiles y elegantes.

Suavizar ángulos y rasgos y conseguir el ansiado qué bien te veo, ¿te has hecho algo?son mi mayor éxito, sin cambiar la expresión de la cara ni perder la personalidad propia de cada uno. Cambios sutiles que hacen que la nueva nariz se integre plenamente en el contexto de la cara, produciendo un conjunto armónico, delicado y agradable.

Además del componente estético, la nariz posee un aspecto funcional importantísimo en la respiración, ya que debe permitir el paso de aire sin dificultad. Es frecuente al tiempo que se corrige la forma, aprovechar para corregir durante la rinoplastia el tabique y así solucionar desviaciones u obstrucciones que dificulten la respiración. En estos casos, la intervención se denomina RINO(SEPTO)PLASTIA.

En tiempos de la rinoplastia llamémosle “antigua,” llama la atención el gran contraste entre la radicalidad de muchos de los resultados y la aparente inocencia del abordaje cerrado. La mayoría eran RINOPLASTIAS CERRADAS que se realizaban únicamente entrando a través de los orificios nasales sin cicatrices externas. Como es lógico, este modo no permite una visualización completa del interior de la nariz, propiciando maniobras imprecisas difíciles de ver y de medir.

Hoy en día, la tendencia de la RINOPLASTIA MODERNA es a ser menos radical y, generalmente, ABIERTA. Este abordaje nos permite una visualización directa y completa de la nariz para identificar detalles que de manera cerrada hubiesen pasado inadvertidos. Además, las modificaciones pueden así ser mucho más precisas y con ello los resultados más naturales y predecibles. La cicatriz apenas es visible y nos ofrece una magnífica visión global del interior de la nariz y sus defectos.

Nosotros reservamos el abordaje cerrado para aquellas rinoplastias más sencillas en las cuales sólo deseamos rebajar el dorso de la nariz sin modificar la punta.

 

Información sobre la rinoplastia

Una rinoplastia es un procedimiento seguro, en manos expertas, y con un altísimo índice de satisfacción, siempre que esté realizado por un cirujano plástico cualificado. Consiste en esculpir el armazón de la nariz (hueso y cartílago) de tal modo que, al adaptarse la piel encima, adquiera externamente la forma que deseamos. Similar a una escultura interna, limamos y recortamos, alargamos y/o afinamos milimétricamente cada zona de la nariz (el dorso o caballete, la punta y la base) hasta conseguir las proporciones y los ángulos adecuados.

Por tanto, se trata de una intervención laboriosa aunque no excesivamente complicada. Suele durar entre dos y tres horas y la llevamos a cabo bajo anestesia general, para comodidad del paciente y también del cirujano. Al final se coloca una férula y unos tapones, que ejercen el efecto de ¨vendaje externo e interno” de la nariz.

Siempre realizada en quirófano de hospital o clínica acreditada, lo habitual es que el paciente pase una noche de ingreso y reciba el alta a la mañana siguiente.

Retiramos los tapones a las 24 horas y ya podrás respirar cómodamente. La férula se mantiene durante la primera semana y se retira a continuación en la consulta, de manera totalmente indolora. De hecho, llama la atención que el postoperatorio de la rinoplastia no es nada doloroso ni desagradable. La mayoría de los pacientes describen una suave molestia y sensación de tensión en la cara y entre los ojos. Molestias siempre fácilmente controlables con los analgésicos habituales que prescribimos. Habitualmente prescribimos 4 días de disminución de la actividad, con incorporación a una vida familiar normal en unos 2 días. La incorporación al trabajo normalmente se realiza tras la retirada de la férula. En caso de persistir a la semana alguna pequeña zona amoratada cercana a los párpados, te enseñaremos a disimularla adecuadamente con maquillaje corrector específico hasta que desaparezca por sí sola. Permitimos actividad deportiva a partir de las 4 a 6 semanas, evitando golpes en la zona.

La disminución de la inflamación, inicialmente muy rápida, es progresiva, por lo que el resultado final es visible en torno a los 6 meses tras la cirugía. Cuando la rinoplastia es realizada por un cirujano plástico cualificado y se siguen unas sencillas instrucciones postoperatorias, las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. La cicatriz de la rinoplastia abierta es prácticamente imperceptible. Como decimos, la rinoplastia es un procedimiento seguro, en manos expertas, y con un altísimo índice de satisfacción.

Aclarando algunas dudas

Respuestas a preguntas frecuentes sobre este tratamiento

 

¿Qué es la “rinomodelación” y en qué se diferencia de una rinoplastia?

La rinomodelación o “bioplastia nasal” es un procedimiento que busca cambiar la forma de la nariz únicamente mediante la inyección de materiales de relleno, sin cirugía. Aparentemente, podría entenderse como una alternativa fantástica a la corrección quirúrgica completa. Sin embargo, y en mi opinión, puede tener indicación para corregir defectos pequeños muy puntuales o irregularidades postquirúrgicas que puedan quedar en pacientes con piel muy fina.

Y en tales casos, tenemos resultados sorprendentemente excelentes. Sin embargo, si lo que el paciente busca es un resultado natural y armónico, la rinomodelación no es sustituto de una rinoplastia completa dado que, a base de añadir volumen en varias zonas de la nariz, los resultados distan bastante de ser armoniosos y naturales.

 
 

©2015 Dra Olaya Sanchez Crespo

Diseñado y Desarrollado por Corem Web