Tratamiento integral Post-mami

Tratamiento integral Post-mami

La maternidad es sin duda una de las experiencias más especiales y maravillosas que pueden suceder en la vida de la mujer. Ser madre compensa todos los esfuerzos con creces: la falta de horas de sueño, el sacrificio del tiempo libre, las preocupaciones y la gran responsabilidad que conlleva.

En concreto, la mágica etapa del embarazo desafortunadamente supone un cambio muy importante en el cuerpo femenino y, tras el parto, nunca volverá a ser el mismo que era antes de quedar embarazada.  Hay excepciones, pero sólo unas poquísimas afortunadas han heredado una magnífica genética de recuperación con la que nadie diría que han sido madres, en ocasiones varias veces, como la conocida modelo alemana Heidi Klum que, personalmente, me maravilla.

Hoy en día, la mujer del siglo XXI tiende a retrasar la maternidad hasta haber alcanzado una estabilidad razonable que le permita ejercer su papel de madre con tranquilidad y solvencia, sin sacrificar sus aspiraciones formativas y laborales para las que se prepara durante muchos más años que antes. Quiere realizarse como mujer antes de convertirse en mamá. Además y muy ligado a ello, los cada vez más frecuentes tratamientos de fertilidad derivan en embarazos múltiples que someten al cuerpo femenino a cambios todavía más intensos. Ambas circunstancias hacen que la mujer de hoy encuentre más dificultades para recuperar su silueta, espontáneamente, respecto a la época en la que lo habitual era dar a luz en la veintena. La lactancia materna, tan incentivada en la actualidad por los pediatras debido a sus beneficios sobre la salud inmunológica y emocional de los bebés, contribuye todavía más a “estropear” el pecho de la mujer.

Hablamos pues del “lado oscuro” de convertirse en madre: el cuerpo cambia. Y casi siempre a peor.

Sin embargo muchas de las mamás de ahora, todavía jóvenes, sienten que no desean resignarse a asumir el deterioro que ha sufrido su cuerpo debido a algo maravilloso como haber tenido niños. Ser madre no tiene por qué implicar verse mal! Quieren volver a sentirse femeninas, atractivas y verse tan estupendas como se veían antes. 

 

El TRATAMIENTO INTEGRAL POST-MAMI consiste en un conjunto de procedimientos específicos diseñados para recuperar la armonía corporal de la mujer tras la maternidad, centrados especialmente en el pecho y el abdomen: las áreas más frecuentemente afectadas por los cambios.

Somos especialistas en que la mujer recupere la confianza en sí misma, vuelva a sentirse sexy y atractiva como antes de los embarazos. Ante sí misma fundamentalmente y ante los demás.

 

Reconstrucción de pecho post-maternidad

Las principales modificaciones que sufre el pecho son la caída y el vaciado. Durante el embarazo y la lactancia, la glándula mamaria se desarrolla intensamente (para cumplir su función) y una vez pasada esta etapa, vuelve a su estado natural de reposo, muchas veces atrofiada y habiendo “dado de sí” la piel que la envuelve. Como resultado, el pecho se ve vacío y caído y dista mucho del pecho que la mujer lucía antes de ser mamá. En algunos casos, el deterioro es tal que se pierde la armonía corporal totalmente, resultando en “un pecho de mujer mayor en un cuerpo de mujer joven.”

Para solucionarlo, contamos con técnicas de ELEVACION MAMARIA (mastopexia) con o sin la colocación de prótesis mamarias de tamaño moderado, no tanto para aumentar el volumen del pecho como para recuperar el volumen perdido. En ocasiones las pacientes me solicitan directamente un AUMENTO DE MAMA, aprovechando la reconstrucción post-maternidad, sobre todo cuando habían tenido la ilusión por tener más pecho anteriormente.

Para obtener información más detallada sobre ambas técnicas, visita nuestros apartados Elevación de Mama y Aumento de Mama.

Reconstrucción del abdomen post-maternidad

La técnica estrella para recuperar la figura y devolver a tu abdomen el aspecto plano y firme que anhelas es sin duda la ABDOMINOPLASTIA. Con ella podemos, además, reparar los músculos abdominales, separados y “dados de sí” tras el embarazo, reconstruyendo la faja interna que da la bonita forma a tu cintura. Aquellas mamás con abdómenes fláccidos, llenos de estrías y abombados son magníficas candidatas a recuperar su silueta sexy con esta técnica, eficaz y segura.

La LIPOSUCCION suele ser nuestra técnica complementaria para eliminar las áreas de depósito de grasa localizada en caderas, muslos o nalgas.

Para obtener información más detallada sobre ambas técnicas, visita nuestros apartados Cirugía del Abdomen y Liposucción.

Tratamientos complementarios

Te ofrecemos la posibilidad de retoque estético de cicatrices de cesárea, tanto horizontales como verticales. Tratamiento de la celulitis, manchas faciales, la flaccidez y esclerosis de microvarices y arañitas vasculares. Todo ello como complemento en tu tratamiento integral post-mami, para obtener  los mejores resultados.

 

Información sobre los tratamientos estéticos post-maternidad

La valoración personalizada en consulta es fundamental para evaluar las modificaciones a realizar según los deseos de nuestas pacientes. La intervención se diseña a medida de cada una, puesto que cada mujer y sus tejidos cambian de forma diferente y requieren técnicas, por tanto, diferentes. Es bastante habitual en nuestra práctica diaria la reconstrucción abdominal y del pecho en una misma intervención, aprovechando también para eliminar depósitos grasos localizados en otras zonas.

En el caso de tener niños muy pequeños es imprescindible tener previsto un período de no menos de 6 semanas sin cargar pesos ni hacer esfuerzos con los brazos ni con el tronco. El postoperatorio transcurre habitualmente con el empleo continuado de un sujetador específico y una faja abdominal a medida durante un mes completo. En Divinia Clinic ofrecemos la posibilidad de complementar la intervención con cuidados especializados postoperatorios (manuales y aparatología combinados) para mayor confort en las primeras semanas y una recuperación mucho más rápida.

Tras la resolución de la inflamación inicial, los resultados son visibles a partir del primer mes postoperatorio, alcanzando los definitivos cerca del tercer o cuarto mes tras la intervención.

Aclarando algunas dudas

Respuestas a preguntas frecuentes sobre el tratamiento

 

¿Cuándo es el momento más adecuado para someterme a un tratamiento integral post-mami?

Para obtener los mejores resultados, el momento se da en el punto de la vida en que planeas no tener más niños. De este modo, aseguramos que los resultados serán duraderos y no se modificarán.

Además, es fundamental haber alcanzado tu peso razonablemente normalizado, haber finalizado la lactancia al menos 6 meses antes. De haber optado por lactancia artificial, al menos han de pasar de 3 a 6 meses tras el parto para asegurarnos de que el cuerpo se ha recuperado por completo y el metabolismo ha vuelto a su estado previo.

¿Se puede corregir todo en una misma intervención?

Estas intervenciones pueden ser realizadas individualmente o, en muchas ocasiones, de manera combinada. Cuando recomendamos el aplazamiento de las intervenciones en operaciones diferentes, es siempre con el fin de asegurar las mínimas molestias y la máxima seguridad en nuestros tratamientos. Es fundamental una evaluación detallada de tu caso concreto en consulta para recomendarte el procedimiento más adecuado a tus necesidades, edad y estado general de salud.

La Dra. Olaya Sánchez Crespo, cirujana plástica especialista en Tratamiento Integral Post-Mami, puede aconsejarte específicamente sobre los procedimientos que pueden beneficiarte y los pasos que debes seguir para obtener los mejores resultados con la máxima seguridad.

 
 

©2015 Dra Olaya Sanchez Crespo

Diseñado y Desarrollado por Corem Web