Los pómulos: la clave mágica de un rostro joven y atractivo

Los pómulos: la clave mágica de un rostro joven y atractivo

Qué dirías que tienen en común las mujeres con las caras más atractivas del planeta? …Los ojos? …Los labios? Fíjate en sus pómulos respecto al mentón y quedarás asombrada!

Muchas de las celebrities más reconocidas del panorama actual, han realzado espectacularmente su belleza gracias a un sencillo pero favorecedor retoque: el aumento (discreto) de pómulos. Sus asesores de imagen bien saben que el equilibrio del contorno del rostro está íntimamente ligado con la relación que se establece entre los pómulos, las mejillas y el óvalo. Y este equilibro es lo que aporta más belleza y atractivo a nuestro rostro.
Los pómulos o malares son los huesos que dan sostén a las dos prominencias clave en la cara conocidas como mejillas. Estas estructuras malares marcadas brindan elegancia, sensualidad y belleza al conjunto de las facciones de la cara. Cuando los pómulos no se han desarrollado suficientemente, son aplanados o pierden su volumen con los años, otorgan al semblante un aspecto de cansancio permanente y falta de carácter.

Típicamente, con la edad la cara experimenta un cambio de forma de triangular en uve, a una completamente opuesta: se pierde volumen en los pómulos y se gana a ambos lados de la barbilla.

Para resolverlo y potenciar la belleza del rostro, contamos con un tratamiento específico espectacular y tremendamente sencillo y rápido para recuperar el “TRIANGULO DE LA JUVENTUD” con el objetivo de dar armonía, mejorar las proporciones de la cara y rejuvenecerla. La parte clave es potenciar sutilmente los pómulos, siendo la técnica que más ayuda a recuperar el contorno facial. Recuperaremos así la parte estructural que se pierde con los años (la percha que sostiene los tejidos de la cara) y realzar un punto de luz tan importante en el rostro si de por sí es plano y poco definido.

Este tratamiento de belleza inmediata se realiza en la consulta como un procedimiento sin puntos y sin dolor, en escasos 20 minutos y la paciente puede reincorporarse a su vida laboral y social de forma inmediata y luciendo un rostro armonioso, natural y muy atractivo sin exageraciones al instante. Empleamos los mejores materiales cuya duración se sitúa en torno a los 9 a 12 meses y posteriormente se reabsorben por completo.

Flacidez, arrugas y ojeras marcadas son síntomas de la perdida de firmeza de los pómulos.

Si tienes más de 40 años, analiza tus fotos de cuando tenías veintitantos y te darás cuenta de los cambios.

Recuperar la belleza de esta zona tan importante de la cara te ayudará a verte de nuevo joven y atractiva

 

¿Te gustaría tener los espectaculares pómulos de las mujeres más guapas? Apúntante a lucir como ellas!

Quieres saber más sobre belleza facial sin cirugía? Ven a vernos a  http://www.diviniaclinic.es y te haremos un completo diagnóstico facial para evaluar el contorno que más te puede favorecer.

 
 
 

©2015 Dra Olaya Sanchez Crespo

Diseñado y Desarrollado por Corem Web