Bótox

Bótox

La aplicación de toxina botulínica (más conocida como Botox) es un tratamiento revolucionario que relaja determinados músculos de la cara logrando que las arrugas desaparezcan. Es un tratamiento sencillo y seguro, totalmente indoloro que no necesita ni aplicar anestesia local. La administración de la toxina botulínica (Botox) se realiza en una única sesión de duración aproximada de 20 minutos, comenzando a notar los efectos a los 3 ó 4 días de su aplicación. No hay recuperación de ningún tipo y permite hacer vida absolutamente normal de inmediato.

¿Qué es Botox?

El Botox es una proteína producida por el Cl. Botulinum, que una vez tratada en laboratorio y en dosis ultramínimas se emplea para producir una relajación selectiva de determinados músculos de la cara que van anclados a la piel y cuyas contracciones musculares originan la aparición de las arrugas. Esta función permite mejorar únicamente las arrugas específicas deseada, no la cara completa. Es además una acción reversible. Por tanto se considera como un RELAJANTE MUSCULAR TEMPORAL inyectado.

 

Es lo mismo Botox que Vistabel?

Botox es la denominación de la toxina aprobada para tratamiento médico de problemas musculares en oftalmología (estrabismo), neurología (contracciones musculares involuntarias) y otorrino (problemas en cuerdas vocales). Vistabel es la misma molécula que Botox, pero se trata del nombre comercial aprobado para su uso estrictamente estético. Su eficacia y seguridad es la misma que la de Botox a todos los efectos. En la actualidad existen además otras dos marcas comerciales aprobadas para uso estético, Azzalure y Bocouture, con características idénticas. Nosotros empleamos Bocouture por ser la única que previene la formación de anticuerpos que puedan hacer que deje de hacer efecto con el tiempo.

¿Cómo trata la arruga la toxina?

La toxina se inyecta única y exclusivamente en los puntos donde deseamos eliminar las arrugas, y produce una relajación de los músculos localizados únicamente en esa zona. Como el resto de la musculatura facial no se ha tratado, se contrae de manera normal, por lo que la expresividad de la cara no se altera. Además, otra de las indicaciones habituales de esta toxina es como prevención de arrugas que comienzan a formarse, evitando que vayan haciéndose cada vez más y más profundas.

¿Cuánto tiempo duran los efectos?

Los efectos del tratamiento comienzan a verse a los 3-5 días del tratamiento y son progresivos, no bruscos. La duración de la primera infiltración con Botox tiene una duración de entre 3.5 y 5 meses. No obstante con las sucesivas infiltraciones los estudios indican que la duración es cada vez mas prolongada. Ninguna toxina botulínica dura seis meses.

 

¿Qué arrugas son las ideales para ser tratadas con toxina botulínica?

Las arrugas que mejor responden al Botox son las arrugas del tercio superior de la cara; éstas son las “patas de gallo”, las arrugas de la frente y las arrugas del entrecejo. También conseguimos elevar suavemente el tercio lateral de la ceja, produciéndose un efecto rejuvenecedor y relajado. Se consiguen también buenos resultados con las bandas del cuello y las arrugas de los labios.

 

Empleando la toxina botulínica con cabeza y con buen gusto, se consige una piel lisa y tersa pero permitiendo la movilidad gestual y siempre buscando un resultado súpernatural. 

 

Aclarando algunas ideas

Respuestas a preguntas frecuentes sobre este tratamiento tan conocido

 

¿A partir de qué edad recomiendan su uso?

Dependiendo de cada persona y el estado del cutis, normalmente se empieza a utilizar alrededor de los 35 años, generalmente para comenzar a prevenir la profundización de las primeras arrugas de expresión de la cara. A partir de los 35-40 los resultados son espectaculares. El manejo de la técnica conocida como botox en manos de médicos expertos hoy día es un auténtico arte de rejuvenecimiento y embellecimiento que, técnicamente bien realizado y con buen gusto, ofrece resultados muy naturales.

 

Por qué vemos famosas con los rostros inexpresivos y se dice que es por llevar botox?

El mal uso o abuso de la toxina botulínica, como todo, puede tener resultados tristemente inestéticos. Es un tratamiento sencillo y seguro pero tiene que ser realizado por especialistas formados en su aplicación, con buen gusto, y que deben estudiar las facciones de cada paciente y conocer perfectamente la anatomía de cada rostro y su funcionalidad. El uso correcto de Botox representa un extraordinario avance para la estética pero un tratamiento mal aplicado o con dosis exageradas, como vemos en ciertas caras conocidas, puede originar facciones paralizadas e inexpresivas.

 

Cuando la toxina está bien colocada, nadie es capaz de detectar que está ahí. Únicamente vemos lo despejada, joven y fresca que está la expresión de la cara.

 

Botox para tratar la Hiperhidrosis (o excesiva sudoración)

El uso de la toxina botulínica también se indica para reducir significativamente el exceso de sudor aplicándolo en axilas, palmas de las manos y planta de los pies, dado que bloquea los nervios que estimulan a las glándulas sudoríparas, reduciendo con ello la producción de sudor de manera temporal. El efecto es evidente a los diez días y su duración oscila entre 8 -12 meses, pudiéndose repetir para mantener los resultados. Al igual que cuando se aplica para las arrugas faciales, después de varias sesiones se pueden retrasar progresivamente las aplicaciones de tratamiento.

 
 

©2015 Dra Olaya Sanchez Crespo

Diseñado y Desarrollado por Corem Web