Rejuvenecimiento de mejillas

Rejuvenecimiento de mejillas

Con el paso de los años o por la pérdida acusada de peso, vamos perdiendo grasa y las estructuras de sostén de la cara, dándonos un aspecto cansado y perdiendo el triángulo de la juventud (base ancha en pómulos y ángulo en mentón). Con ello, los pómulos se aplanan, los surcos nasogenianos (conocidos como rictus) se marcan más y aparecen los papitos y líneas de marioneta alrededor de la boca. Por tanto, para rejuvenecer la mejilla sin cirugía es fundamental un enfoque estético global, reponiendo los relieves naturales perdidos (los pómulos) y elevando sutilmente los pliegues que dan aspecto de cansancio.

 

¿En qué consiste el tratamiento de aumento de pómulos?

Los pómulos dan forma a nuestras mejillas y son consecuencia de la prominencia de los huesos de la cara. Esta zona, junto con los labios, es una de las partes que más elegancia, armonía y belleza confiere al rostro. Echale un vistazo a una de tus fotos de cuando tenías veinte años y verás cómo se han modificado tus facciones con el tiempo. Mediante el aumento de pómulos podemos conseguir unos pómulos firmes y bien definidos que proporcionen sensualidad y frescura al rostro y aportando la tensión perdida de los tejidos de la mejilla.

Materiales de relleno empleados para dar volumen a los pómulos

Nunca se deberán utilizar productos no reabsorbibles para un aumento de pómulos dados sus efectos secundarios como granulomas, migración del producto, lesiones cutáneas. Por tanto, las opciones óptimas son ácido hialurónico o grasa de la propia paciente. El ácido hialurónico denso es actualmente una muy buena opción. Los ácidos hialurónicos actuales de mayor reticulación, son lo suficientemente densos como para que el resultado sea duradero (1 año) y aumenten la proyección del pómulo dándole una bonita forma. El aumento de volumen en los pómulos angula las facciones y devuelve la armonía, belleza, juventud y sensualidad al rostro.

El aumento de pómulos es una de nuestras técnicas más solicitadas y realizadas para rejuvenecimiento facial porque aporta un elevado grado de satisfacción al paciente. Se realiza en la propia consulta, el resultado es inmediato y siempre buscamos un resultado estético y natural. Sesión de 15-20 minutos de duración.

 

Según la edad del paciente se pueden conseguir diferentes objetivos:

• En personas jóvenes lo que se suele buscar es una cara más angulosa y con las facciones más marcadas.

• En las personas de edad madura normalmente se busca una recuperación de los volúmenes perdidos para conseguir una elevación de la mejilla (efecto lifting) y así un aspecto más juvenil.

 

El aumento de pómulos con ácido hialurónico es un procedimiento ambulatorio que se realiza en consulta, prácticamente indoloro y con el que se obtienen resultados seguros, fiables y muy naturales. Para minimizar las molestias se emplea una crema anestésica. Una vez realizado el tratamiento puede aparecer una pequeña inflamación en la zona de los pómulos que disminuirá pasados unos dos o tres días. Duración aproximada del resultado: 1 año. Resultado visible inmediatamente.

 

Corrección del rictus (surcos nasogenianos)

En qué consiste este tratamiento

 

Acompañado o no de remodelación de los pómulos, otro de los tratamientos no quirúrgicos más solicitados es sin duda el relleno del pliegue que va de la nariz hacia la boca, técnicamente denominado surco nasogeniano o rictus. Su presencia marcada se traduce en un aspecto avejentado y cansado incluso en mujeres de no demasiada edad, ya que es uno de los primeros signos de envejecimiento facial.

Para corregir los surcos, se utilizan materiales de relleno que elevan la arruga y permiten que la luz se refleje en la zona para que no se aprecie ensombrecida y hundida. Para rellenar los surcos, contamos con ácido hialurónico fundamentalmente, así como grasa de la propia paciente. Prácticamente indoloro con anestesia tópica, se suelen precisar de 1 a 2 sesiones según su profundidad. El resultado es inmediato, siempre consiguiendo un resultado estético y natural. Sesión de 15-20 minutos de duración en consulta. Duración aproximada del resultado: 6 a 9 meses. Resultado visible inmediatamente.

 
 

©2015 Dra Olaya Sanchez Crespo

Diseñado y Desarrollado por Corem Web